Últimos hallazgos sobre las drogas y la conducción

Don't drink and drive

El consumo de alcohol con otras drogas supone un alto riesgo de accidentes de tráfico

Se estima que unas 28,000 personas pierden la vida cada año en las carreteras europeas y que otras 1,34 millones de personas resultan heridas. Muchos  accidentes y muertes están causadas por conductores que se encuentran bajo los efectos de sustancias psicoactivas. El alcohol es la principal droga que pone en peligro las vidas de los europeos, pero el consumo de otras drogas y medicamentos, especialmente cuando se combinan con el alcohol, constituyen un reto para los legisladores.

Texto extraído de la nota de prensa de EMCDDA

El alcohol, especialmente cuando se consume en altas concentraciones, debe ser el principal objetivo de las medidas de prevención, afirma el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (EMCDDA). Sin embargo, los esfuerzos de prevención deberían aumentar para incluir el consumo de alcohol con otras drogas dado que supone un alto riesgo de accidentes de tráfico

"Estadísticamente, el consumo de anfetaminas, cannabis, benzodiacepinas, heroína y cocaína se asocia con un mayor riesgo de verse envuelto y/o ser el causante de accidentes de tráfico. En muchos casos, el riesgo se incrementa si la droga se combina con otra sustancia psicoactiva, como el alcohol"

El informe revela que el cannabis (THC) es la droga más detectada en conductores que consumen drogas ilícitas (seguido de cocaína y anfetamina), mientras que el medicamento más común es la benzodiacepina. Las diferencias entre los países son significativas, siendo el alcohol la droga más común en el sur de Europa y las drogas medicinales las más frecuentes del norte de Europa.

Otros aspectos analizados en el informe de la EMCDDA son la preponderancia y los efectos del consumo en la conducción. El informe concluye: “El consumo crónico de drogas ilícitas se asocia con deficiencias cognitivas y/o psicomotoras que pueden empeorar la capacidad de conducción aún cuando la persona no está intoxicada”. La variedad de drogas disponibles en la actualidad y su consumo por parte de los conductores es una de las preocupaciones expuestas en el informe.  

El Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (EMCDDA) es una de las agencias descentralizadas de la Unión Europea (UE). La misión del EMCDDA es proporcionar a la UE y a sus Estados miembros una visión objetiva del problema de las drogas en Europa y una base sólida sobre la que fundamentar el debate en esta materia. En la actualidad, el EMCDDA ofrece a los responsables políticos la información que necesitan para preparar leyes y estrategias bien fundamentadas en materia de drogas. La agencia también ayuda a los profesionales e investigadores de este campo a identificar buenas prácticas y nuevas áreas de investigación.