En las Américas se discuten alternativas al encarcelamiento para delitos relacionados con las drogas

,

En una carcel

La utilización exclusiva del encarcelamiento puede suponer una respuesta inadecuada para un problema complejo

En Washington desde el 1 hasta el 3 de Diciembre 2015, en el marco de la  Comisión Interamericana para el control del abuso de droga  CICAD, ha tenido lugar el Diálogo de alto Nivel sobre alternativas al encarcelamiento para delitos relacionados con las drogas. El evento ha incluido sesiones de debate, visitas de estudio, y capacitación sobre varias materias.

Bajo el liderazgo del Secretario General Luis Almagro, la Organización de los Estados Americanos ha impulsado un debate franco y honesto sobre las políticas de drogas en el hemisferio.


La evidencia demuestra que la utilización exclusiva del derecho penal, el aumento desproporcionado de las penas y el encarcelamiento indiscriminado de un gran número de infractores de la ley, puede suponer una respuesta inadecuada para un problema complejo y dinámico.  Por esta razón es fundamental discutir las alternativas.


Otro aspecto importante es la proporcionalidad de las penas, según la Declaración de Antigua de 2013, los Estados Miembros podrían ofrecer distintas opciones de condena, de acuerdo con las distintas categorías de delito. La aplicación de la justicia, el diseño de las políticas, y las legislaciones existentes son aspectos importantes de este debate.

a creciente atención se debe de proporcionar a la población adolescente infractora, proporcionando respuestas y medidas  especializadas para administrar justicia en los menores, incluyendo aspectos de prevención de conflictos, la atención restaurativa, reparadora y transformadora con un enfoque de inclusión social.

Igualmente se han discutidos programas e intervenciones bajo supervisión judicial, debatiendo distintas estrategias y acciones que, bajo un enfoque de supervisión judicial, permiten que ciertos delitos relacionados con las drogas (infractores dependientes de drogas principalmente), no tengan necesariamente que pasar por la prisión como única respuesta.

Unos de los objetivos comunes para los países es fomentar la integración social para infractores relacionados con las drogas, promoviendo laparticipación activa de los individuos en las instituciones sociales como, la fuerza laboral, las familias, las comunidades y las escuelas. Los programas de integración social proporcionan salud, educación, trabajo y otros servicios sociales con el fin de evitar que se involucren en comportamientos criminales, para revertir/reducir la participación en conductas criminales, o para reducir la probabilidad de reincidencia entre las personas que ya están en el sistema de justicia penal.

alternativas al encarcelamiento

Para complementar las sesiones de debate, se han organizado también visitas a un Tribunal de tratamiento de drogas para adultos y adolescentes del distrito de Columbia y una presentación de las experiencias por los estados miembros que ya implementan este modelo (Argentina, Chile, Panamá, Costa Rica, República Dominicana, México, Trinidad y Tobago, Barbados, Jamaica, Estados Unidos y Canadá).

Entre otros temas para el último día del diálogo, el 3 de Diciembre, hay un debate sobre los pros y contras de Indultos y perdones, modelos de integración social para población penitenciaria, y  capacitación de Tribunales de Tratamiento de Drogas para Adolescentes.

En la página dedicada al evento se encontrarán próximamente las actualizaciones sobre este diálogo y los siguientes pasos a dar.