Salud mental, derechos humanos y legislación

Salud mental, derechos humanos y legislación: orientaciones y prácticas

Publicación de: Equipo de la OMS de Salud Mental y Consumo de Sustancias

Editores: Organización Mundial de la Salud y Naciones Unidas. Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos

La salud mental se está convirtiendo en una prioridad de salud pública y un imperativo de derechos humanos, y cada vez son más los países que desean adoptar o reformar la legislación relacionada con la salud mental. Sin embargo, las leyes sobre salud mental, en la actualidad, a menudo no abordan la discriminación y las violaciones de los derechos humanos, incluso en los entornos de atención a la salud mental. Para apoyar a los países en este ámbito, la Organización Mundial de la Salud y la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos han elaborado conjuntamente la publicación titulada «Salud mental, derechos humanos y legislación: orientaciones y prácticas».

Las orientaciones proponen nuevos objetivos para la legislación, incluido el establecimiento de un mandato claro para que los sistemas de salud mental adopten un enfoque basado en los derechos. Esboza las disposiciones legales necesarias para promover la desinstitucionalización y el acceso a servicios de salud mental comunitarios de buena calidad y centrados en la persona. Destaca cómo las leyes pueden abordar la estigmatización y la discriminación y ofrece medidas concretas sobre cómo eliminar la coacción en los servicios de salud mental en favor de prácticas que respeten los derechos y la dignidad de las personas.

Las orientaciones también proporcionan información clave sobre cómo adquirir un enfoque basado en los derechos humanos a la hora de revisar, adoptar, aplicar y evaluar las leyes relacionadas con la salud mental, e incluyen una lista de comprobación práctica que permite a los países evaluar si sus leyes se ajustan a las normas actuales de derechos humanos.