Nomofobia o dependencia al Smartphone

Evaluar tu nivel de "Nomofobia"

 

Dianova publica une serie de artículos sobre las tecnodependencias – hoy: la «nomofobia»

Nomofobia es lo que los investigadores han llamado a esa sensación de ansiedad cuando se pierde tu teléfono móvil o se acaba la batería. El término abreviado » no-mobile-phone-phobia»,  fue acuñado durante un estudio, encargado en 2010 por la Oficina de Correos del Reino Unido que encargó YouGov, una organización de investigación sobre la ansiedad que sufren los usuarios de teléfonos móviles.

Olvidar tu teléfono en casa, promete un día confuso y desorganizado ante la incomodidad que se siente cuando esto sucede accidentalmente, es lo que podríamos llamar una adicción al teléfono, o una dependencia al movil. Esta fuente de ansiedad producida por la separación de tu teléfono móvil  ha sido reconocida por la comunidad científica.

Psicólogos sociales de la Universidad Estatal de Iowa, han elaborado un cuestionario con 20 indicadores que pueden ayudar a medir el nivel de Nomofobia de una persona, una encuesta que esperan se utilizará en futuras investigaciones sobre el tema.

Los indicadores

  1. Me siento incómodo/a sin acceso constante a la información a través de mi teléfono.
  2. Estoy molesto/a si no puedo ver la información en mi teléfono cuando quiero hacerlo.
  3. Me pongo nervioso/a cuando no puedo ver la noticias (por ejemplo, los acontecimientos, el tiempo, etc.) en mi teléfono.
  4. Me siento molesto/a cuando no puedo usar mi teléfono y todas sus capacidades.
  5. Me asusta quedarme sin batería en mi teléfono.
  6. Me da pánico quedarme sin acceso a datos por sobrepasar el límite contratado.
  7. Si no tengo acceso a datos o no puedo conectarme a una Wifi estoy constantemente intentando encontrar la señal.
  8. Me produce miedo pensar que puedo estar en dificultades y no puedo usar mi teléfono.
  9. Siento deseo de entrar a verificar mis comunicaciones cuando no tengo mi teléfono.

Si no tengo el móvil conmigo

  1. Me siento ansioso porque no puedo comunicarme con mi familia y amigos.
  2. Me preocupo porque mi familia y amigos no pueden contactarme.
  3. Me siento nervioso/a porque no puedo recibir mensajes de texto y llamadas.
  4. Me siento ansioso/a porque no puedo estar en contacto permanentemente con  mi familia y amigos.
  5. Me siento nervioso/a sabiendo que alguien está intentando contactarme.
  6. Me siento ansioso/a porque mi conexión con mi familia y amigos se pueda caer.
  7. Me siento nervioso/a porque estar desconectado de mi identidad online.
  8. Me sentiría incomodo/a por no poder mantener al día mis perfiles en las redes sociales.
  9. Me siento incomodo por no poder ver las notificaciones de las actualizaciones de las redes sociales.
  10. Me siento ansioso/a por no poder ver los mensajes de correo electrónico.
  11. Me siento raro porque no sé qué hacer.

Otros artículos sobre tecnodependencias:

¿Adicción al Internet: realidad o mito?
Cuando el sexo en Internet se transforma en adicción