¡África Grita!

Eugène Etse, director de la ONG togolesa GRADH, miembro asociado de la Red Dianova, da cuenta con entusiasmo de su participación en el CoDeS 2019

¡Africa grita!

África grita. Debemos empezar a cambiar África con los africanos. Con nuestro conocimiento y entusiasmo local. El apoyo de socios externos es una gran ayuda, pero nos corresponde a nosotros, los africanos, encontrar las soluciones que mejor se adapten a nuestro modo de vida, nuestra cultura y nuestra identidad

Por Yawo (Eugène) Etse – Durante cinco días, del 1 al 5 de octubre de 2019, tuve la oportunidad única de unirme a un grupo de profesores y estudiantes enérgicos y conocedores en Valladolid, España. La tercera edición del Congreso Formativo en Desarrollo Sostenible – CoDeS 2019 fue también, y por primera vez, la sede de sesiones paralelas dedicadas a los artículos académicos, el CoDeS Academico.

Bajo el lema: «África Grita!», académicos y representantes de ONG de Europa y África se reunieron para participar en una semana programada con conferencias y talleres, discusiones en grupo y otras actividades sociales. Tuve la oportunidad de inscribirme en varias de estas actividades, aportando tantas ideas y puntos de vista interesantes para llevar a mi país y utilizar en la ONG que fundé y que actualmente dirijo, el Groupe de Reflexion des amis pour le Developpement de l’Humain (Grupo de Reflexión de Amigos para el Desarrollo Humano – GRADH).

Pude también compartir mi experiencia de trabajo con el GRADH al organizar su festival anual de teatro (FESTEH) a través de mi participación en un taller facilitado por la Sra. Jenny Mbaye: Ciudades creativas y transformación urbana a través del arte.

Las actividades artísticas y culturales privadas están cambiando el rostro de la producción artística en los países africanos. Al mismo tiempo, el poder transformador del arte y cultura tiene la capacidad de influir en el comportamiento de las personas. Es precisamente a través de esta energía vital que GRADH es capaz de difundir mensajes positivos sobre la salud y la coexistencia pacífica en las comunidades locales togolesas, a través de actividades tradicionales de cuentos, canciones y teatro.

El taller sobre la defensa del medio ambiente y el consumo sostenible de los recursos naturales, dirigido por la Sra. Elisabeth Wathuti, me hizo reflexionar sobre la importancia de hacer frente al cambio climático. La narrativa está cambiando, y enfrentarse al cambio climático tiene que ver más con el número de árboles que podemos hacer crecer que con el mero número de árboles plantados. La supervivencia a largo plazo es clave para los árboles porque para que puedan compensar las emisiones de gases de efecto invernadero que generan los seres humanos, necesitan vivir al menos 100 años.

Los jóvenes y los escolares tienen un papel clave que desempeñar en esta lucha por un futuro mejor. En las sociedades occidentales, la educación los hace más conscientes de estos desafíos y los motiva a tomar medidas positivas en materia de medio ambiente. En África, sin embargo, queda mucho por hacer.

 

El juego de roles interactivo y la visita a la hermosa ciudad de Castronuño también fueron extremadamente inspiradores y atractivos. En el marco del programa social del CoDeS, recorrimos 50km para reunirnos con la población local y compartir un juego sobre cómo revertir el cambio climático. Esto me mostró, desde una perspectiva proactiva, cómo las acciones individuales y colectivas pueden influir en la forma en que abordamos y mitigamos las consecuencias del cambio climático.

Eugene Etse con representantes de la Cruz Roja en España

Eugene Etse (en el centro), Director General de GRADH, con representantes de la Cruz Roja en España

 

Finalmente, el 4 de octubre tuve la oportunidad de presentar mi artículo académico sobre los Clubes de Madres de la Cruz Roja Togolesa en el CoDeS Académico. Los Clubes de Madres son grupos de mujeres formadas por la Cruz Roja Togolesa en materia de salud maternoinfantil, higiene y saneamiento, resiliencia, alfabetización e identificación y gestión de actividades generadoras de ingresos. Los 2.486 centros actualmente activos involucran a más de 50.000 mujeres en Togo. Como resultado de las actividades dirigidas por los Clubes de Madres, la salud de la comunidad ha mejorado, la participación de las mujeres en el desarrollo de la comunidad ha aumentado y ahora tienen un mejor acceso a los recursos financieros. Además, el número de niñas escolarizadas está en aumento. El tema de los Clubes de Madres es el de mi tesis doctoral sobre el papel de los voluntarios en el desarrollo sostenible. Fue realmente emocionante y gratificante tener la oportunidad de presentar este trabajo ante una audiencia internacional, así como tener la suerte de que mi trabajo fuera revisado por un comité de académicos. Si el artículo se publica, será una gran contribución a la finalización de mi doctorado.

Estoy muy contento de haber podido participar en este congreso y conocer a tantas personas y representantes de otras asociaciones y universidades, con las que seguiré conversando y preparando futuras colaboraciones. Este congreso estuvo lleno de sugerencias positivas. Las buenas prácticas aprendidas de otros participantes y de los profesores me ayudarán a utilizar mejor la cultura a la hora de promover cambios en los comportamientos sanitarios y en los hábitos de vida que puedan afectar al medio ambiente. Ahora estoy más convencido que nunca de que en lugar de esperar a que se adopten medidas colectivas, debemos empezar a transformar nuestras ciudades como individuos, debemos comenzar desde nosotros mismos.

Por último, me gustaría destacar que he podido vivir esta fantástica experiencia gracias al apoyo técnico y logístico de Dianova y a la generosa contribución de los amigos de la organización a través de una campaña de financiación colectiva. No encuentro las palabras para expresar toda mi gratitud por lo que han hecho.

África grita. Debemos empezar a cambiar África con los africanos. Con nuestro conocimiento y entusiasmo local. El apoyo de socios externos es una gran ayuda, pero nos corresponde a nosotros, los africanos, encontrar las soluciones que mejor se adapten a nuestro modo de vida, nuestra cultura y nuestra identidad. Ocasiones como el CoDeS abren el camino a nuevos procesos de reflexión e intercambio, donde se crean y desarrollan soluciones innovadoras en un ambiente de amistad y compromiso por el bien común.

Gracias, CoDeS. África está gritando, ¡ahora nos toca a nosotros responder!