Dianova USA Inc.

Políticas de drogas: enfoque en América

, ,

Dianova participa en los actos organizados por la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas, durante la sesión 2021 de la CND

OEA/CICAD en la CND

La Estrategia Hemisférica y el plan de acción 2021-2025 reflejan el documento final del Período Extraordinario de Sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas 2016 sobre el problema mundial de las drogas (UNGASS 2016)

Por María Victoria Espada – Con motivo del 64º período de sesiones de la Comisión de Estupefacientes (CND 64 por sus siglas en inglés) de las Naciones Unidas, celebrada en abril pasado en Viena en formato híbrido, la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD) perteneciente a la Organización de Estados Americanos (OEA) organizó tres eventos paralelos en los que Dianova estuvo presente.

Pandemia y prevención

En el primer evento paralelo realizado bajo el tema “De la pandemia a la prevención: el camino hacia una mayor reducción de la demanda”, la Secretaría Nacional Anti Drogas (SENAD) de Paraguay dio a conocer diferentes programas implementados para la prevención y tratamiento del consumo de drogas orientados a escolares, universitarios, familias y comunidades, entre otros. Al igual que en otros países, si bien el formato virtual de los cursos por motivo de la COVID-19 permitió llegar a casi todas las regiones y atender a un mayor porcentaje de la población, la pandemia ha supuesto un reto adicional en términos de consumo de estupefacientes y de tráfico y comercio ilegales.

Cuidado y ayuda a distancia

Por ello, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), también presente en el evento, pidió que los problemas por el uso de sustancias y las necesidades de tratamiento sean incluidos en los planes nacionales de repuestas sociosanitarias a la COVID-19, elaborados por los países americanos. Asimismo, la OPS insistió en la necesidad de habilitar mecanismos de atención a distancia, telemedicina y asistencia telefónica para seguir prestando apoyo psicosocial a pacientes y fami-liares, así como de mantener los protocolos de seguridad frente a la COVID-19 en las comunidades terapéuticas con el objetivo de frenar la transmisión dentro de ellas.

Estrategia 2021-2025

A continuación, la “Nueva Estrategia Hemisférica sobre Drogas y el Plan de Acción 2021-2025” elaborados por la CICAD fueron presentados en el segundo evento paralelo. Vigentes desde principios de 2021 y fruto del trabajo coordinado y colectivo de los Estados Miembros de la OEA durante la pandemia, estos documentos definirán la política de drogas en América para los próximos años.

Por un lado, la Estrategia establece los lineamientos para abordar el problema transnacional de las drogas tanto de reducción de la demanda como de la oferta bajo perspectivas de respeto por los derechos humanos, género, inclusión social y contexto cultural. Por otro, el Plan de Acción 2021-2025 es una guía para ayudar a los Estados Miembros a implementar la Estrategia en áreas como fortalecimiento institucional; medidas de prevención, tratamiento y apoyo a la recuperación; medidas para controlar y contrarrestar el cultivo, producción, tráfico y distribución ilícita de drogas; y cooperación internacional, entre otras, considerando siempre que cada Estado enfrenta desafíos diferentes.

Sociedad civil

La participación de la sociedad civil es fundamental para fortalecer el desarrollo e implementación de estrategias, políticas y programas sobre drogas

El espíritu de la UNGASS 2016

Ambas herramientas de trabajo incorporan el avance internacional en las políticas de drogas al recoger el espíritu y la intención del documento final del Período Extraordinario de Sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas 2016 (UNGASS 2016, por sus siglas en inglés) sobre el Problema Mundial de las Drogas y de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Así, la consolidación y la adopción de estos documentos reflejan la confianza en el multilateralismo y un principio de responsabilidad común y compartida entre los Estados Miembros de la OEA respecto de las políticas regionales de drogas.

Buenas prácticas en el mundo

La “Integración social de personas involucradas con la justicia acusadas de delitos relacionados con las drogas en América Latina” fue la temática del tercer y último evento paralelo en el que también se expusieron diferentes iniciativas internacionales.

En Italia, los programas de reintegración social implementados por San Patrignano ayudan a los jóvenes con adicciones a desarrollar autoconfianza, autonomía y motivación para que puedan encontrar nuevas áreas de interés y aprendizaje.

Además de cubrir las áreas educativa y laboral, el Programa Nacional de Centros Juveniles (PRONACEJ) del gobierno del Perú da soporte a las necesidades psicológicas, sociales, médicas y legales de los adolescentes, muchos de ellos procedentes de familias con antecedentes criminales, con el objetivo de facilitarles la incorporación al mundo laboral.

Al entender la reintegración social como un proceso bilateral entre la sociedad y el individuo, los programas del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (SENDA) de Chile se focalizan tanto en el tratamiento en sí mismo como en el seguimiento posterior para asegurar su sostenibilidad en el tiempo.

El estigma, un mayor obstáculo

Los diferentes ponentes en el evento coincidieron en identificar el estigma y la discriminación como unas de las principales barreras de acceso a tratamiento y reintegración social a las que, en numerosas ocasiones, se unen barreras adicionales de acceso a vivienda, salud y empleo, dificultando aún más estos procesos.

Tal y como se mencionó repetidamente en los diferentes eventos de la CICAD, la participación de la sociedad civil a través de debates amplios y abiertos que propicien el intercambio de ideas y experiencias es fundamental para fortalecer el desarrollo e implementación de estrategias, políticas y programas sobre drogas. En este sentido, la CND 64 fue la sesión con mayor número de eventos paralelos realizados, más de cien, y Dianova estuvo presente por décimo año consecutivo contribuyendo con dos eventos propios a los debates sobre prevención y tratamiento de adicciones. Dianova está registrada ante la OEA como organización de la sociedad civil y forma parte también de la Coalición Americana de Política de Drogas (CAPD), conformada por organizaciones de la sociedad civil de diferentes países americanos y de ámbito internacional, con el objetivo de propiciar un debate social informado sobre políticas de drogas.