ODS: un diálogo abierto con la sociedad civil

Primer Foro de Organizaciones de la Sociedad Civil en paralelo a la segunda Cumbre sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible durante la Asamblea General de Naciones Unidas

74a Asamblea de la ONU

Grupos de trabajo multilaterales e interdisciplinarios facilitarían la inclusión de las mujeres, los pueblos indígenas y otros grupos de población vulnerable en las discusiones sobre el desarrollo -foto: UNGA All rights reserved

Por María Victoria Espada – Durante la semana de la 74ª Asamblea General de las Naciones Unidas, los Estados Miembros y líderes mundiales se reunieron en la Cumbre sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible para revisar el progreso de la Agenda 2030 y los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y acelerar su implementación. Para complementar la cumbre, se realizaron tres eventos especiales: el Foro Empresarial, el Foro de Gobiernos Regionales y Locales, y el Foro de Organizaciones de la Sociedad Civil.

El Foro de Organizaciones de la Sociedad Civil fue concebido como un espacio para el diálogo abierto, constructivo y proposicional entre la sociedad civil y los Estados Miembros de Naciones Unidas, otras organizaciones internacionales y grupos relacionados con la implementación de la Agenda 2030. Facilitado por los grupos principales y otras partes interesadas (MGoS, por sus siglas en inglés), tuvo como objetivo identificar posibles respuestas a los desafíos encontrados en los cuatro años de implementación de los ODS y debatir estrategias para avanzar en la Agenda 2030, dando así continuidad al trabajo realizado para el Foro Político de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible (HLPF, por sus siglas en inglés) durante el mes de julio pasado.

El primer panel temático giró en torno a los obstáculos sistémicos que impiden el desarrollo y que requieren la atención internacional, así como las políticas que facilitan la interconexión entre los diferentes desafíos del desarrollo.

Algunos de los obstáculos identificados fueron entre otros:

  • el debilitamiento de la democracia;
  • la ausencia de compromiso real por parte de los países respecto al cambio climático;
  • el papel creciente de los actores y mercados financieros en la económica mundial;
  • la ausencia de desembolso de fondos comprometidos para la implementación de iniciativas internacionales, como el Acuerdo de París o el Fondo para la Igualdad de Género;
  • los flujos financieros ilícitos que salen de los países en desarrollo y que limitan sus opciones de crecimiento;
  • la creciente desigualdad entre países y al interior de cada país; el envejecimiento de la población mundial y su efecto en las políticas públicas;
  • la necesidad de cobertura de salud universal para paliar la pobreza y la desigualdad;
  • la ausencia de datos desagregados que permiten identificar los grupos de población vulnerable;
  • y la ausencia de compromiso político real para luchar contra la desigualdad de género y la exclusión.

 

SDG Summit

 

Para superar dichos obstáculos es importante que los países diseñen sus políticas públicas de una manera integral y sistémica donde se priorice el trabajo de redes entre los distintos ministerios y programas para abordar los diferentes objetivos de desarrollo conectados entre sí y para compartir recursos siempre escasos. Además, la asociación con el sector privado, la academia, las organizaciones no gubernamentales y la sociedad civil en general facilitaría la identificación tanto de obstáculos como de soluciones.

 

Además, dicha medida facilitaría la inclusión de las mujeres, los pueblos indígenas y otros grupos de población vulnerable en las discusiones en su calidad tanto de beneficiarios como de actores de su propio desarrollo y con la finalidad de no dejar a nadie atrás.

Finalmente, en el tercer panel temático se propusieron iniciativas que podrían mejorar el HLPF como proceso de seguimiento y revisión de la Agenda 2030. Estas iniciativas incluyeron, entre otros:

  • contar con un documento final más orientado a la acción que al discurso político; integrar los procesos locales y regionales de seguimiento de los ODS en la discusión general;
  • mejorar la recogida de datos desagregados que permitan el seguimiento de las metas;
  • incluir la voz de la sociedad civil en las revisiones voluntarias periódicas (VNR, por sus siglas en inglés), hasta ahora elaboradas casi exclusivamente por los gobiernos.

Igualmente, la necesidad de que todos los países ratifiquen los acuerdos internacionales y que diseñen políticas públicas coherentes basadas en los derechos humanos; la consideración de los representantes de la sociedad civil y ONG como agentes de transformación y su papel en el desarrollo y localización de los ODS; y la necesidad de preservar los espacios públicos de intercambio libre de ideas, fueron algunos de los puntos importantes que centraron el debate.

 

Si bien fue un momento histórico por ser la primera vez que un foro de la sociedad civil se realizaba en paralelo con una cumbre del desarrollo, solo algunos de los representantes de Naciones Unidas y de los Estados Miembros estuvieron presentes junto a los más de 400 integrantes de organizaciones de la sociedad civil, Dianova International entre ellas. La riqueza de las discusiones permitió compensar, sin embargo, lo que la mayoría de los asistentes consideró como “una oportunidad perdida para explorar de forma conjunta los desafíos del desarrollo y encontrar un lenguaje común que nos permita avanzar hacia los ODS de la Agenda 2030”.

Foro sociedad civil

Si bien fue un momento histórico por ser la primera vez que un foro de la sociedad civil se realizaba en paralelo con una cumbre del desarrollo, solo algunos de los representantes de Naciones Unidas y de los Estados Miembros estuvieron presentes – Foto: Dianova CC