La ONU que necesitamos

,

“El futuro que queremos, las Naciones Unidas que necesitamos”: la ONU llamada a reinventarse para hacer frente a los desafíos presentes y futuros

conversación mundial

Más de un millón de personas en todos los países participaron en la conversación mundial lanzada por las Naciones Unidas – foto: pantallazo del sitio de ONU

Por María Victoria Espada – La Organización de las Naciones Unidas (ONU) cumple 75 años. El 26 de junio de 1945 se firmó la Carta de las Naciones Unidas en la ciudad de San Francisco, Estados Unidos, entrando en vigor el 24 de octubre del mismo año. La conmemoración oficial del aniversario ha tenido lugar en septiembre pasado durante la celebración de la 75 Asamblea General en Nueva York y bajo las medidas de cautela impuestas por la pandemia: distancia física para las autoridades y expertos presentes en el evento y participación virtual de los jefes de estado y de gobierno.

El futuro que queremos

Centrada en el tema El futuro que queremos, las Naciones Unidas que necesitamos: reafirmación de nuestro compromiso colectivo con el multilateralismo, la celebración también ha incluido la adopción de la “Declaración sobre la conmemoración del 75 aniversario de las Naciones Unidas” por parte de los jefes de estado y de gobierno. En la declaración, los Estados miembros reconocen los numerosos logros de la ONU y señalan los males que nos aquejan en la actualidad: pobreza, hambre, desigualdad, conflictos armados, terrorismo, inseguridad, descontento social, migraciones forzosas, cambio climático y pandemias, entre otros.

Es evidente que el mundo que imaginaron los fundadores de la ONU hace 75 años aún no se ha logrado. Sin embargo, los Estados miembros también coinciden en que los desafíos solo pueden abordarse mediante un multilateralismo revitalizado, más resistente y sostenible, con la ONU en el centro de los esfuerzos. Asimismo, la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible se reconoce unánimemente como un instrumento catalizador para asegurar la supervivencia de las personas y el planeta.

Conversación mundial

Incluso los ciudadanos del mundo han tenido la oportunidad de participar en la conmemoración. A través de la iniciativa ONU75, lanzada a principios del 2020 por el Secretario General de la ONU, António Guterres, se ha mantenido una “conversación mundial” sobre los desafíos actuales para dar la oportunidad a las personas de expresar sus temores y también sus ideas sobre cómo construir un mundo mejor y más sostenible. Parte de este diálogo ha sido la encuesta de un minuto en la que al 21 de septiembre pasado ya habían participado más de un millón de personas en todos los países.

 

Mejorar los servicios básicos

En medio de la crisis actual, la prioridad inmediata de la mayoría de los encuestados es mejorar el acceso a los servicios básicos: salud, agua potable y saneamiento, y educación – foto: UN report ‘The Future we Want’, 2020

 

De acuerdo a los resultados de la encuesta publicados en un informe, en medio de la crisis actual la prioridad es mejorar el acceso a los servicios básicos de atención médica, agua potable y saneamiento, y educación. También son prioridades una mayor solidaridad y mayor apoyo a los lugares más afectados por la pandemia, incluyendo la lucha contra la pobreza, la desigualdad y el desempleo.

 

Curiosamente, los participantes más jóvenes y los de numerosos países en desarrollo tienden a ser más optimistas hacia el futuro que los mayores o aquellos que viven en países desarrollados.

Cooperar para afrontar los desafíos

Una significativa mayoría de los encuestados cree que la cooperación internacional es vital para afrontar los desafíos actuales y ve a la ONU como “esencial” para abordarlos. Sin embargo, los encuestados piden que la ONU cambie para que sea más inclusiva y diversa con actores como la sociedad civil, las mujeres, los jóvenes, los grupos vulnerables, las ciudades y las autoridades locales, las empresas y otras organizaciones. También solicitan innovaciones hacia un liderazgo más fuerte y mayor coherencia en el ejercicio de su autoridad moral para defender la Carta. Otros cambios sugeridos son mayor responsabilidad, transparencia y eficacia en la implementación de sus programas y operaciones.

En el ámbito de la sociedad civil, son numerosas las organizaciones que han realizado declaraciones en conmemoración del 75 aniversario de la ONU, como la Conferencia de Organizaciones No Gubernamentales en Relación Consultiva con las Naciones Unidas (CoNGO), de la que Dianova International es vicepresidente general. En su Declaración, CoNGO insta a todos los gobiernos a que refuercen su compromiso con la ONU, no solo moralmente, sino también financiera y materialmente.

Asimismo, CoNGO solicita que la organización se adapte a las necesidades y realidades de un mundo cambiante, aumente su credibilidad y eficacia, garantice una toma de decisiones inclusiva a todos los niveles e involucre en mayor medida a la sociedad civil en sus decisiones y acciones.

El papel de la sociedad civil

Iniciado por un grupo de representantes de la sociedad civil, el proyecto UN2020 enfatiza en su Declaración de los pueblos y plan para la acción global el papel clave de la sociedad civil para enfrentar los desafíos globales y futuros y llama a mejorar las modalidades de su participación en el proceso de desarrollo. Firmada por Dianova International entre otras numerosas organizaciones, la declaración recomienda en particular la creación de una Asamblea Parlamentaria de las Naciones Unidas, que podría servir como órgano asesor de la Asamblea General de la ONU, y cuyos delegados podrían ser elegidos directamente por las personas que representan.

A pesar de un contexto político complejo y adverso, es evidente que la reforma de la ONU debe ser abordada y qué mejor fecha para comenzarla que el 75 aniversario. Las organizaciones de la sociedad civil esperamos que los Estados miembros y los gobiernos respalden el trabajo futuro de la organización y cumplan lo firmado en su declaración política: “no estamos aquí para celebrar, estamos aquí para actuar”.