Asociación Dianova España

Inmigración: Entrevista con Mathilde, trabajadora social al CAH Dianova

,

Mathilde

«Sueño con un mundo donde los inmigrantes no tengan que asumir riesgos tan elevados para poder mejorar algo tan simple como vivir»

Desde finales de agosto de 2014, la Asociación Dianova España ha puesto en servicio un centro de acogida humanitaria en la región de Madrid para atender las necesidades de numerosas personas inmigrantes recién llegadas a España y sus costa. El centro ofrece varios servicios de emergencia con el objeto de paliar la situación de vulnerabilidad de las personas inmigrantes beneficiarias del programa. Los servicios incluyen alojamiento, manutención y cobertura de sus necesidades básicas, así como un conjunto de herramientas sociales para favorecer su integración en la sociedad y su  autonomía: aprendizaje de la lengua, apoyo en materia social,  jurídico y laboral, desarrollo de habilidades sociales, etc.

Entrevista con Mathilde Sardet, trabajadora social en el centro de acogida humanitaria Dianova

¿Cuál es tu trabajo en el centro?

Me ocupo de la fase de preacogida de la persona inmigrante y de su seguimiento en la fase de acogida. Por ejemplo, mi trabajo consiste en realizar la entrevista inicial para recopilar información personal sobre la persona: su nombre, de dónde proviene, de qué tipo de documentación dispone, cuales son sus datos de contactos. A su llegada, a cada persona se le suministra un kit personal de higiene y se les informa de los servicios del centro, sus actividades, horarios, etc. A partir de ahí, todos comienzan con la rutina del centro y su actividades.

¿Cuál fue tu trayectoria profesional?

Mi trabajo está desde hace bastante tiempo relacionado con el tema de la inmigración. Trabajé para la Cruz Roja donde estuve coordinando servicios de ayuda humanitaria y realizando tareas de asilo político. Durante estos años, he acumulado una experiencia que ahora me sirve para mi trabajo en Dianova. Una cosa que me llamó la atención en las personas inmigrantes, es la discrepancia entre la idea que tienen de Europa y la realidad que les espera. Las personas que llegan a nuestro país están equivocadas sobre las oportunidades que les esperan en Europa. Esperaban que todo resultara mucho más fácil de lo que realmente es.

¿Qué haría falta en tu opinión para cambiar un poco las cosas?

Creo que hay que dedicar más recursos para ayudar a las personas, mejorar su situación y las oportunidades de realizar sus proyectos de vida personales. De ahí la importancia de la labor humanitaria realizada por la Asociación Dianova España: el centro de acogida no se limita a satisfacer las necesidades básicas de los inmigrantes, sino que también presta servicios profesionales de psicología, seguimiento social, asistencia jurídica y laboral. Para las personas acogidas en el centro, es una oferta profesional de alto valor.

Para volver a tu pregunta, las administraciones publicas tendrían que conceder mayores y más ayudas para los servicios de apoyo directo a los inmigrantes, pero también deberían ayudar a cambiar las actitudes y los comportamientos de la sociedad hacia la inmigración. Por ejemplo deberían llevar a cabo acciones de sensibilización para que el público en general conozca los problemas relacionados con la inmigración.

¿Cuál sería tu sueño?

Sería un mundo en el que el tema de la inmigración no tenga prejuicios, un mundo donde reconocemos los aspectos positivos de la inmigración. También sueño con un mundo donde los inmigrantes no tengan  que asumir riesgos tan elevados en que incurren para poder mejorar algo tan simple como vivir.