SPYM, India

¡Empoderar a las niñas en India!

, , ,

Crecer en las calles de la India no es tarea fácil, especialmente para las niñas. En Delhi, el Centro Pardabagh se dedica a cambiar la vida de las niñas a través de la educación

Empoderar a las niñas en India

Se está desarrollando una campaña de financiación colectiva para apoyar el centro de Pardabagh y ayudar a las mujeres y niñas de la India a llevar una vida sin drogas a través del empoderamiento y la educación – Haga clic aquí para apoyar la campaña.

Los niños y niñas que viven la exclusión social tienen vidas difíciles, especialmente las niñas. Experimentan la desigualdad desde el momento en que abren los ojos al mundo. Tienen que enfrentar, a menudo solas, problemas más grandes que ellas, como la pobreza, la falta de vivienda, la adicción, la violencia de género con el consiguiente trauma y los trastornos de salud mental.

Los desafíos de una niña en India

La Fundación Thomson Reuter clasificó en 2018 a India como el país más peligroso para vivir las mujeres, debido al riesgo de violencia sexual y acoso, el peligro que enfrentan por las prácticas culturales, tribales y tradicionales, y porque India es el país donde ellas están en mayor peligro de trata de personas, el trabajo forzado, la esclavitud sexual y la servidumbre doméstica.

En 2016, la Oficina Nacional de Registros de Delitos del país informó 338.954 incidentes de violencia contra las mujeres, incluidas 38.947 violaciones, y el 40% de las víctimas eran niños/as. Esto significa que, en India, una mujer o un niño son agredidos cada 6 horas. Considerando que hay casos no reportados a las autoridades, el número final es probablemente mucho mayor.

Los niños de la calle están más expuestos al uso de sustancias psicoactivas como los inhalantes. Según el último informe sobre la magnitud del uso de sustancias en la India, publicado por el Ministerio de Justicia y Empoderamiento de la India en 2019, la alta prevalencia del uso de inhalantes entre niños y adolescentes es una preocupación importante: es la única categoría de uso de sustancias donde el consumo en los niños es más alto que el de los adultos (1,17% vs 0,58%).

El alcohol es la sustancia psicoactiva más común utilizada en India, y aproximadamente el 14,6% de la población entre 10 y 75 años lo usa. El consumo de alcohol es considerablemente mayor entre los hombres (27,3%) en comparación con las mujeres (1,6%): por cada mujer que consume alcohol, hay 17 hombres consumidores. A nivel nacional, hasta el 19% de los consumidores actuales de alcohol tienen dependencia y necesitan tratamiento urgente.

Beber en exceso puede reducir la capacidad de controlar nuestros impulsos, perjudicar el juicio y aumentar el riesgo de comportamiento agresivo. En consecuencia, el consumo de alcohol desempeña un papel importante en las actividades delictivas y, en particular, en la violencia contra las mujeres. Según la OMS, los estudios de violencia de pareja íntima identifican habitualmente el consumo reciente de alcohol por parte de los maltratadores, aunque las estimaciones varían de un país a otro. Un estudio de varios países en Chile, Egipto, India y Filipinas identificó el consumo regular de alcohol por parte de la pareja, como un factor de riesgo para cualquier violencia física durante la vida de la pareja íntima en los cuatro países del estudio.

Qué estamos haciendo

La Sociedad para la Promoción de la Juventud y las Masas (SPYM), miembro de la Red Dianova, ha estado ofreciendo programas para niños y niñas en situaciones difíciles desde 1986. En 2016, SPYM comenzó a dedicar servicios específicos de tratamiento y rehabilitación de drogadicción a niñas y mujeres y al año siguiente, inauguró la primera instalación residencial exclusivamente femenina, el Centro Pardabagh.

Aunque el centro actualmente alberga a unas 40 mujeres entre 9 y 65 años, la mayoría son menores de 18 años (80%), por lo que el programa atiende las necesidades específicas de género. Dichos servicios incluyen asesoramiento individual, clases de alfabetización, habilidades básicas de informática, clases de arte y manualidades, clases de baile y capacitación en habilidades prácticas que también mejoran la autoconciencia y el cuidado personal, como el curso de esteticista de tres meses.

 

Nuestro centro tiene la capacidad de acoger a los hijos/hijas de las mujeres en tratamiento. Cinco de ellas están actualmente bajo nuestro cuidado y pueden permanecer cerca de sus madres mientras reciben el tratamiento con el objetivo de volver a tener sus vidas en sus manos.

¡Ùnete!

A través de esta campaña, queremos recaudar 3.500 euros para impulsar la alfabetización y las clases de tecnologías básicas de información y comunicación (TIC) para las niñas en el centro. 3500 euros es el costo actual para proporcionar 6 meses de clases en cada materia.

Creemos que saber leer y escribir es, hoy en día, tan importante como usar una computadora y dominar las nuevas tecnologías.

Por esta razón, queremos asegurarnos de que las clases de alfabetización y TIC se puedan reforzar y aumentar en 2020, mientras que SPYM se reserva su financiación actual para cubrir las necesidades básicas del centro de Pardabagh, como:

  • comidas y refugio todos los días para estas niñas y mujeres,
  • terapia psicológica y de asesoramiento que necesitan para rehabilitarse del abuso de drogas, y
  • asegurando la continuidad de las dos habilidades prácticas de capacitación que ya tienen en curso.