Drogas: responder a las necesidades de los más vulnerables

Dianova asiste al Segundo Foro de la OMS sobre Alcohol, Drogas y Comportamientos Adictivos

Segundo Foro de la Organización Mundial de la Salud sobre Alcohol, Drogas y Comportamientos Adictivos

Respecto a los comportamientos adictivos, este ámbito lamentablemente lleva 30 años de retraso en su atención desde una perspectiva de salud pública en comparación con las políticas de alcohol.

Por Lucía Goberna – La Organización Mundial de la Salud (OMS) convocó el Segundo Foro sobre Alcohol, Drogas y Comportamientos Adictivos en su sede en Ginebra (Suiza) los pasados 27 y 28 de junio invitando a expertos y organizaciones reconocidas en el sector.  Dos representantes de Dianova International asistieron a este encuentro, Montse Rafel Directora General de Dianova International y Lucía Goberna, relaciones institucionales de Dianova International asistieron a la reunión.

Tras el éxito del primer foro que se celebró en el 2017, la OMS ha querido continuar promoviendo la colaboración y asociación entre las organizaciones, redes e instituciones que trabajan en el ámbito de la salud pública para reforzar las acciones que persiguen reducir los problemas sociales y de salud asociados al consumo de sustancias y a los comportamientos adictivos. En un contexto global cambiante, resulta clave avanzar hacia una mayor colaboración. Entre los asistentes había representantes de la OMS y otras agencias de las Naciones Unidas como la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), representantes de los países miembros, numerosos expertos del mundo académico y representantes de la sociedad civil.

El Foro trató temas varios como son la implementación de políticas e intervenciones efectivas, los daños a terceras personas que resultan de los consumos de sustancias o de los comportamientos adictivos, los determinantes comerciales de salud y el rol de los diferentes actores en alcanzar los objetivos de salud pública así como se llevó a cabo una revisión del progreso alcanzado en la cobertura médica universal.

Algunos datos asociados al uso de alcohol y otras drogas

Los trastornos por consumo de alcohol afectan a 283 millones de personas (5,1% de la población mundial de más de 15 años de edad), los trastornos por consumo de drogas afectan a 35 millones de personas (0,5% de la población mundial de 15-64 años), y se estima que al menos 360 millones de personas tienen dependencia a la nicotina del tabaco. Respecto a las conductas adictivas, pese a que hay problema en la recogida de datos, la OMS estima que 0,1%-5,8% de la población adulta sufre problemas relacionados con el juego y las apuestas, y de 1,3%-9,9% de la población mundial tienen problemas el uso compulsivo de videojuegos.

Las cifras de muertes atribuibles a sustancia psicoactivas varían enormemente en función de la sustancia consumida; 7 millones son atribuibles al consumo de tabaco, 3 millones al consumo de alcohol y entre 495.000 – 585.000 al consumo de drogas (los datos difieren según la OMS y UNODC).

Respuestas necesarias

Los ponentes de la OMS incidieron en la necesidad de reforzar los servicios de reducción de daños como elemento clave para contener el contagio de enfermedades transmisibles. La OMS pidió una mayor inversión para los servicios de reducción de daños, y que se dirigieran a poblaciones vulnerables, como es la población carcelaria. Otro reclamo fue el de promover la descriminalización del consumo de drogas y de cambiar las leyes y políticas para asegurar que cumplen con los Derechos Humanos. La problemática del estigma y la discriminación relució en muchas de las ponencias como una de las principales problemáticas para los colectivos afectados, así como la urgente necesidad de mejorar el acceso a medicamentos controlados. Finalmente, la necesidad de mejorar la recogida de información y de mejorar la implicación de las organizaciones de la sociedad civil también fue mencionada por los representantes de la OMS.

Entre las numerosas presentaciones realizadas, destacar la de Thomas Babor, de la Universidad de Connecticut (USA) sobre “Políticas de Drogas y el Bien Común” (en referencia a un libro que se ha publicado con el mismo nombre) en donde presentó los aprendizajes de las diferentes políticas implementadas y las consecuencias de las mismas. Thomas Babor compartió algunas reflexiones que cuestionan seriamente las políticas de drogas implementadas en algunos países. Como por ejemplo que “cuanto más analizas algunas de las estrategias de reducción de la oferta, más débiles se tornan”. Algunas de estas estrategias pueden causar disrupciones temporales en los mercados de drogas, pero pocas tienen un efecto de reducir el consumo de drogas a largo plazo. Además, muchas intervenciones de control de la oferta absorben el mayor gasto de control de drogas en muchos países, aún cuando la evidencia que ampara estas estrategias no es sólida.

Respecto a los comportamientos adictivos, este ámbito lamentablemente lleva 30 años de retraso en su atención desde una perspectiva de salud pública en comparación con las políticas de alcohol. Es, además, una problemática que requiere una mayor atención ya que se observan índices de auge por ejemplo en los comportamientos adictivos del uso compulsivo de videojuegos.

Se presentaron algunas iniciativas que se están llevando a cabo por el mundo académicos como son el perfeccionamiento de los criterios para el uso compulsivo de videojuegos, formaciones para profesionales de tratamiento, establecimiento de unas directrices a partir de las cuales se puede hablar de un comportamiento adictivo respecto al juego y las apuestas, el impacto de los dispositivos digitales en niños/as.

Desde Dianova nos agrada constatar el enfoque desde una óptica de salud pública de la OMS como la vía a seguir explorando para dar respuesta a las necesidades acuciantes de las problemáticas actuales del consumo de alcohol, drogas y comportamientos adictivos. Quedamos a la espera de constatar nuevos avances especialmente en el ámbito de los comportamientos adictivos. Finalmente, esperamos que el consenso reflejado de este foro influya en los debates en otras organizaciones intergubernamentales y a nivel de los países.

Lucia y Montse

Las representantes de Dianova en Ginebra: Montse Rafel (Izqu.), Directora General, Dianova International, y Lucía Goberna

Publicación del Informe Mundial de Drogas

Destacar el papel cada vez proactivo de la OMS en materia de políticas de drogas. Prueba de ello es el hecho de que por primera vez este año se organizó el evento de presentación del Informe Mundial de Drogas 2019 en Ginebra en la sede de la OMS. La dimensión de la perspectiva de salud pública en materia de drogas va siendo cada vez más visible.

En la presentación del informe, Lucía Goberna, relaciones institucionales de Dianova Internacional intervino como representante del Comité de ONG de Viena (VNGOC) y por ello, como representante de la sociedad civil. Destacó las alarmantes cifras de muertes relacionadas con el consumo de drogas, la imperiosa necesidad de alcanzar un balance entre las políticas del uso racional y el control de medicación bajo control internacional para asegurar el acceso a medicación para paliar el dolor y el papel que puede jugar la sociedad civil en completar la información y datos recogidos por los organismos supranacionales.