Dianova, asociada oficial de la UNESCO

,

Sede de la UNESCO, en Paris

Desde su creación, la UNESCO ha trabajado activamente con varias organizaciones internacionales. Esta colaboración se ha convertido con el tiempo en una verdadera asociación estratégica reflejando la importancia del compromiso de la sociedad civil a su lado. Las ONG han sido llamadas a intervenir en todos los ámbitos de competencia de la UNESCO.

 

Sin embargo, estas interacciones entre la UNESCO y la sociedad civil están en constante evolución, como lo son en general las relaciones entre el mundo de las ONG y todas las organizaciones intergubernamentales. Por lo tanto, después de una evaluación externa independiente realizada en 2010, la UNESCO decidió renovar su marco legal de cooperación con las ONG con el fin de:

  • «prestar apoyo a la contribución de la sociedad civil y demás asociados a la definición de los objetivos de la UNESCO, en lugar de considerarlos como un simple recurso para la ejecución de programas»;
  • hacer de la UNESCO un organismo más accesible y menos burocrático, lo que reviste especial importancia para las ONG».

El nuevo marco de cooperación ha sido aprobado durante la 36 ª reunión de la Conferencia General de la UNESCO. Su texto establece entre otras cosas, la transición desde las tres categorías de «relación» (ONG en relaciones operativas con la UNESCO, en relaciones formales de consulta y relaciones formales de asociación) a solo dos nuevas categorías de cooperación: de «asociación» y de «consulta»

Tras la adopción de estas nuevas directrices, la UNESCO concedió a Dianova International el estatuto de ONG internacional en estatus consultivo con la UNESCO.