Creación de ONU-Mujeres

Michelle Bachelet, directora de ONU Mujeres

En julio de 2010, la Asamblea General decidió establecer una nueva entidad para promover y coordinar los esfuerzos encaminados a lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, ONU Mujeres. A través de su representante, la Sra. Elena Goti, Dianova estaba oficialmente invitado a participar en el lanzamiento oficial de la entidad en Nueva York, el 24 de febrero.

La ONU celebraba el 24 de febrero la inauguración histórica de ONU Mujeres, con la participación de destacadas personalidades del ámbito de la política, de los medios de comunicación, de los negocios así como del mundo del entrenamiento  y de la Educación. La Entidad de Las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de Las Mujeres aglutina a cuatro órganos anteriores de la ONU, dedicados exclusivamente a estos temas. Según la ONU, esta iniciativa «representa el esfuerzo más ambicioso de las Naciones Unidas hasta ahora, orientado a acelerar las acciones para la igualdad de género.»
Según el Secretario General de las Naciones Unidas, el Sr. Ban Ki Moon: «Los desafíos son grandes, pero creo que con la nueva energía, el nuevo impulso y la nueva jerarquía que ONU Mujeres trae consigo, estos desafíos serán superados. La verdadera igualdad de género debería ser nuestro legado en común para el siglo 21. »

Logo Onu MujeresEl Secretario General ha nombrado como Directora Ejecutiva de la entidad una personalidad muy conocida de Dianova: la Sra. Michelle Bachelet, ex-presidente de la Republica de Chile, que además asume el cargo de Vice Secretaria Ejecutiva de las Naciones Unidas. Durante su mandato a la presidencia de Chile, Michelle Bachelet nunca ha dejado de apoyar activamente el compromiso de Dianova en este país, especialmente durante la visita que hizo a nuestro centro de San Bernardo en junio de 2007.
Durante la ceremonia, la Sra. Bachelet describió la inauguración de la entidad como el primero de muchos hitos esenciales en la búsqueda global de la igualdad de género, pero también enfatizó que la decisión de crear ONU Mujeres demostraba un nivel de frustración general con el lento ritmo de los cambios.

La Sra Bachelet y el Sr. Ban Ki-Moon

La Sra Bachelet y el Sr. Ban Ki-Moon

« Imaginen cuánto más podemos hacer una vez que las mujeres gocen de pleno empoderamiento como agentes activas del cambio y el progreso en sus sociedades,” dijo la Sra. Bachelet. “Históricamente, nos encontramos en un momento de grandes potenciales y cambios para las mujeres. Ahora debemos tomar esa oportunidad. »
ONU Mujeres quiere prestar apoyo a los países para avanzar hacia la igualdad de género y a eliminar el fenómeno mundial de violencia contra las mujeres. La iniciativa deberá ayudar a establecer pautas internacionales de progreso y a orientar los esfuerzos de las Naciones Unidas para convertir las nuevas oportunidades para mujeres y niñas en elementos centrales de sus programas de desarrollo y paz.

La causa de las mujeres representa un compromiso esencial para Dianova, no solo a través de una militancia, sino también en sus propias estructuras, ya sea en su personal como en sus órganos de dirección donde la igualdad entre hombres y mujeres es una realidad desde hace muchos años. Esta es la razón por la cual toda la red Dianova quiere unirse a los objetivos de ONU Mujeres, y participar en los esfuerzos que serán hechos, en la medida de sus posibilidades.

(Fuente: http://www.unwomen.org)

Dianova y la igualdad de género (Extracto del Manifiesto de Dianova)

La igualdad de los hombres y de las mujeres constituye uno de los principios fundamentales de la carta magna de las Naciones Unidas, de todos los convenios internacionales, de los tratados europeos, así como de la mayoría de las constituciones nacionales.

Sin embargo, la mera declaración formal de la igualdad entre mujeres y hombres no es suficiente para garantizar la igualdad efectiva por diversas razones de índole social, económico, cultural y político. En la práctica, las discriminaciones subsisten, con más o menos intensidad según los países, en materia de representación política, de acceso al poder de decisión, de niveles de salario, de acceso a empleos diversificados, etc.

Dianova está a favor de una acción normativa dirigida a la eliminación de todas las manifestaciones aún subsistentes de discriminación, directa o indirecta, por razón de sexo, promoviendo la igualdad real entre mujeres y hombres, quitando los obstáculos que impiden alcanzarla.
Dianova se compromete a trabajar por la igualdad de oportunidades para todas las personas, independientemente de su sexo, raza, religión o edad, en todos sus ámbitos de influencia, tanto internos como externos. La incorporación de los valores de igualdad y diversidad de forma transversal en toda la organización impulsa una estrategia integradora de todas las personas.

Dianova tiene un compromiso ético hacia la igualdad, desarrollando un plan de acción positiva para las personas que colaboran con la organización, y pone especial énfasis en todas aquellas acciones que favorecen el máximo nivel de desarrollo personal.

Dianova se compromete trabajar en la investigación y el desarrollo de metodologías que integren la visión de igualdad y diversidad en el tratamiento de las personas, con el objetivo de dar a cada persona las respuestas a sus necesidades.